Hola, guapi, si tú. Esa persona que nunca ha tenido problemas de fertilidad pero que sabe un montón gracias a historias que ha oído por ahí. Tú que piensas que tus amigas a las que les cuesta quedarse preñadas es porque están histéricas u obsesionadas. Tú que te quedaste embarazada solo de pensarlo. Tú que no das importancia a lo que sufre tu hermana, tu prima o tu compañera de curro cada vez que le viene la regla. Tú que conoces varios casos de embarazos que llegan “justo cuando te relajas” y que lo cuentas como para tranquilizar a tu interlocutora.

Siento ser una aguafiestas, pero tengo que decirte algo: RELAJARSE NO PREÑA. Es una revelación a la altura de grandes fakes en los que se basa nuestra educación, como que los Reyes son los padres, si te metes en una piscina antes de las cinco de la tarde no vas a morir entre grandes convulsiones y si estudias un montón y sacas buenas notas, nadie te garantiza un curro de puta madre. En la misma línea, me temo que relajarnos, follar con velas aromáticas escuchando versiones chill out de los Beatles como en la peluquería, irnos al Caribe para desconectar o hacer todo tipo de terapias raras tampoco preña, así que no hace falta que lo sigas repitiendo.

No lo dices a malas, lo sé. Lo dices porque es lo que te han hecho creer, lo que nos han hecho creer. Las mujeres tenemos eso tan guay de culparnos de todo, entre otras cosas de nuestra propia infertilidad. Cada vez que le decimos a una mujer que no se queda embarazada porque no se relaja, le estamos haciendo en parte culpable de algo que muy probablemente tenga una explicación médica y absolutamente nada que ver con si se relaja o no se relaja. Ya tenemos bastante presión para ser madres como para presionarnos el triple cuando no conseguimos serlo.

Y sí, por supuesto que hay personas con diagnósticos de infertilidad que luego se quedan de forma natural, pero no es porque se relajen, es porque estadísticamente siempre tenemos ese mínimo porcentaje de posibilidades que a veces, simplemente, llegan. Yo conozco un caso. Hija por TRA y embarazo natural al terminar la cuarentena y os aseguro que lo que es relajada, mi amiga no estaba. Pero no se me ocurriría contárselo a nadie en plan: “pues yo tengo una amiga que después de dos FIV, va y se queda natural en la cuarentena. Como se nota que ya no tenía la presión de tener ese primer hijo. Fue relajarse y hala, a preñarse otra vez”. Sería mucho más lógico decir algo como: “tengo una amiga que después de dos FIV, se quedó natural en la cuarentena. A veces la estadística falla”. Fíjate en el matiz. En el primero estás culpando a mi amiga de esas dos FIV y en la segunda, pues no tanto.

Por tanto, y a modo de resumen. Antes de volver a decir que la gente se preña cuando se relaja piensa, entre otras cosas, que estás cargando de responsabilidad a la persona que tienes delante. Que probablemente le estés culpando inconscientemente (qué puta es la lengua, amiga…) de no quedarse embarazada y le estés añadiendo la presión de relajarse. Estresarse por no conseguir relajarse es el gran oxímoron de la infertilidad. ¿Cómo coño voy a relajarme si estoy estresada intentando relajarme?  Lo que nos pasa suele tener una explicación y una o varias causas físicas. O somos muy mayores, o tenemos pocos óvulos, o tenemos muchos y son malos, o tenemos las trompas obstruidas, o tenemos problemas para que nuestros embriones implanten, o nuestros chicos tienen problemas con sus bichejos, o no sabemos cuándo ovulamos y así es imposible aclararse… Puede ser un problema de muchas cosas, pero de relajación NO es.

PD. Dilo con flamencos, siempre suena más cuqui aunque algo te toque los cojones.

You Might Also Like

2 Comments

  1. Lucía

    septiembre 7, 2017 at 6:17 pm

    Totalmente de acuerdo!! Saludos desde Chile 🇨🇱

Leave a Reply