Voy a intentar hacer un post didáctico de esos que no me mola hacer, pero las caras de WTF que pone la gente cuando le explico lo del cerclaje y la inminencia de nuestra despedida hacen que la ocasión lo merezca. ¡Empezamos!

¿Qué es un cerclaje cervical?

Básicamente es que te cosan el cuello del útero para cerrártelo. Se hace en casos de cuello de útero incompetente, por ejemplo por conización que era mi caso. Me hicieron una conización en 2016 y eso me daba ya muchos números para terminar con cerclaje (ojo, hay gente que no la necesita, que no cunda el pánico). Más info sobre qué es exactamente un cerclaje en este enlace.

Quién, cómo, cuándo, dónde, y por qué

Aquí sacando mi yo ex-periodista. ¿Quién me lo hizo? Mi sr ginecólogo, igual que la conización del año pasado. ¿Cómo? Con ingreso hospitalario, anestesia raquídea y en media horita estaba otra vez en la habitación. Nada de quedarse a dormir, cuando recuperé la movilidad me fui a casita. ¿Cuándo? En mi caso fue en la semana 24, cuando el cuello empezó a acortarse, pero en algunos casos se hace mucho antes o de urgencia algo después. ¿Dónde? Ya lo he explicado, en el hospital, pero es una operación ambulatoria. Un ratito y a casa. ¿Por qué? Pues porque mi cuello se estaba acortando. Lo mío no era muy dramático (lo tenía de 2,5 cm) y fue preventivo y para dar tranquilidad.

Preguntas frecuentes

¿Dolió? No, estaba sedada. Necesité Nolotil ese día porque los puntos dolían un poco pero al día siguiente estaba como si nada

¿Manchaste?

Yo no, hay gente que mancha pero es normal

¿Te tocó hacer reposo?

El fin de semana posterior (me lo hicieron un viernes) estuve totalmente a la bartola y las 13 semanas que han pasado desde entonces he estado de reposo relativo. Eso quiere decir que nada de esfuerzos físicos, nada de caminar y nada de plantones, pero por lo demás, vida relativamente normal

¿Cómo has pasado estos meses?

Pues una vez pasó la semana 28, bien. Las primeras 4 semanas después del cerclaje tuve bastante miedo porque ahí el bebé no era viable y si le daba por nacer, las posibilidades de supervivencia no eran muchas. Una vez pasó la semana 28, poco a poco he ido recuperando la tranquilidad y cierta normalidad, teniendo en cuenta que en mi ‘normalidad’ ni siquiera puedo bajar al supermercado andando. Todo es cuestión de mentalizarse y de pensar que tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para que las cosas vayan bien. Mis aliados han sido mis dos taburetes, uno para la cocina y otro para la ducha. Me seco el pelo sentada, friego los platos sentada, me ducho sentada. Igual he exagerado pero, repito, el plan ha sido hacer todo lo que estuviera en mi mano.

¿Cuándo te quitan el cerclaje? 

Suelen quitarlo entre las semanas 35 y 36, según vaya la cosa. Si por lo que sea te van a hacer una cesárea, lo normal es que te lo quiten en la misma cesárea. En mi caso, hoy, de 36+6

¿Dónde te lo quitan?

Dicen que lo normal es hacerlo en la consulta, pero como yo lo llevaba muy cerrado, mi gine prefirió quitármelo en el hospital por si había que anestesiar.

¿Ha dolido?

Pues sí, para qué mentir. Podía haber pedido sedación (estaba el anestestista a mi lado), pero prefería hacerlo a pelo y poder irme a casa cuanto antes. Eso depende del umbral de tolerancia del dolor de cada uno, pero dentro de lo que ha dolido ha sido totalmente soportable. Yo también me hice la punción sin sedación porque solo tenía dos folis y no me pasó nada. Lo peor no ha sido el dolor, sino el cansancio que tengo ahora, es como si me hubieran pegado una paliza.

Cuando te quitan el cerclaje, ¿te pones de parto inmediatamente?

Pues se supone que depende del caso. En mi caso, me han hecho monitores antes y ni rastro de contracciones. Además, el gine me ha hecho un tacto (no sufráis, no pasa nada…) y me ha dicho que el cuello sigue duro, así que no es de esperar que el nacimiento de MiniV sea inmediato. Eso no quiere decir que mañana, de repente, empiecen las molestias.

¿Tiene usted algo más que decir?

El anti clímax. Cuando me han vuelto a subir a la habitación es cuando me han entrado las ganas de llorar, ha sido como si toda la tensión de los últimos meses saliera de repente. Pasé mucho miedo las primeras semanas hasta que  pasó la semana 28 y el bebé empezó a ser viable, pero en estos meses he tenido también pequeños manchados que siempre te dan ese punto de desasosiego. En ningún momento he pensado que llegaría a término (temprano por el momento, pero a término desde mañana), entre el reposo, el cerclaje, las inyecciones de maduración pulmonar, la medicación, el acojone por si me ponía de parto y empezaba a desgarrar…

Y ahora es como si todo eso, junto al cansancio físico de la retirada del cerclaje (ha sido corto pero tenía el cuerpo con mucha tensión) saliera y solo quisiera hacerme bola y pasarme la tarde en el sofá notando a MiniV pegando patadas a lo loco, como si me estuviera castigando por haberle tenido en ayunas desde anoche hasta el paso por el Burger King post hospital.

Así que si llegas aquí porque llevas un cerclaje o te lo tienen que hacer, calma. Un cerclaje te da seguridad y se hace para que tu bebé aguante, madure, crezca. Es pesado, pero se sobrevive. Duele cuando te lo quitan pero no pasa nada, a los 10 minutos ni te acuerdas. Si te toca reposo relativo, paciencia (y si te mandan absoluto, ni te cuento), también se sobrevive. Búscate pequeños aliados como los taburetes que te permiten hacer algo más de vida, dosifica esfuerzos y guárdate lo de caminar y estar de pie para cosas que merezcan la pena, no para ir al supermercado. Y, sobre todo, confía y respira hondo. Es por una buena causa.

(La foto es de hace un rato, mientras me hacían monitores antes de quitarme el cercaje)

You Might Also Like

Leave a Reply